EL_secuencia

El solar, situado en una zona imparcial, entre zona habitada, construida, cerrada, y una zona “deshabitada”, natural, abierta, puede considerarse como el límite entre dos superficies. Dos superficies que acabarán chocando y generando una serie de deformaciones en el terreno, que serán habitadas por la nueva sociedad que busca la relación y el disfrute, la vida en común.

Publicado en -