El proyecto parte de dos premisas que surgen del concepto del habitar líquido. Por un lado MADRID COMO UNA GRAN CASA y por otro EL ARTISTA HABITA EN SU OBRA. Se propone, por tanto, un habitar distinto en la ciudad. Si Madrid resulta una gran casa y el habitante se convierte en artista durante un espacio de tiempo en un lugar determinado, habitará ese lugar y dejará, además, su huella para que otros la perciban y modifique en un proceso continuo y fluido.

vídeo HABITABILIDAD LIQUIDA. JORGE RECREO