Ej. 6: VARIACIONES SOBRE EL TEMA

VARIACIÓN 1 – Pasarelas de celosías 

1

Tecnología – Archifolds

1-tegnologia

VARIACIÓN 2 – Laberinto

2

Tecnología – CityTree

 

 

 

2 Captura

VARIACIÓN 3 – Plataformas

3

Tecnología – Huesos de aceituna para construir materiales de construcción

33

VARIACIÓN 4 – Bosque de pilares con plataformas

4

VARIACIÓN 5 – Árboles de privacidad

5

VARIACIÓN 6 – Techo solar

6

 

Tecnología – Material que sirve para panel solar de día y panel de luz de noche

VARIACIÓN 7 – Toldos

7

Referente Victor Pricop West Kowloon pavilion 2017

7

VARIACIÓN 8 – Pasarelas subterráneas

8

VARIACIÓN 9 – Bosque

9

VARIACIÓN 10 – Palé(a)pilamiento

10

 

Ej.6: Relato Estratégico Vs Tecnologías

RELATO ESTRATÉGICO

Uno de los problemas que tiene Matadero es la falta de visitantes, por lo que el principal objetivo de mi intervención quiero que sea resolver este problema, aunque no es el único problema que atenderé.

La afluencia de gente a Matadero actualmente depende principalmente de que la gente se informe de lo que sucede en Matadero y de la calidad de las actividades que se realicen, a parte también recibe una afluencia residual de la gente que usa Matadero de paso para darse un paseo o llegar a Madrid río. Mi proyecto quiero que de a la gente una excusa diferente para ir a Matadero que no dependa de las actividades que se producen alli. Matadero necesita una afluencia continua de personas que sean visitantes en potencia de las exposiciones y actividades. El lugar que tiene mayor potencial para convertirse en este reclamo es la plaza de Matadero que actualmente es un lugar muy inhóspito.

Junto a Matadero está Madrid Río que recibe una gran afluencia de personas continuamente y es un lugar agradable en el que estar a diferencia de la plaza de Matadero. En mi proyecto quiero “introducir” Madrid Río en Matadero para aprovechar ese flujo de personas y recrear las condiciones que hacen de Madrid Río un lugar acogedor.

La arquitectura nació con la finalidad de controlar el medio para dotar a nuestro entorno de las cualidades necesarias para desarrollar nuestra vida y actividades de una forma óptima. Actualmente la plaza es dominada por el medio, está a la tempestad de la lluvia, el frío y el viento en invierno y del calor en verano. No quiero convertir la plaza en un lugar aislado del exterior y hermético, quiero que siga teniendo la condición de lugar exterior, pero quiero que tenga las condiciones necesarias que hagan de la plaza un lugar acogedor y agradable de estar con independencia de las condiciones del medio.

Por último, mi propuesta no puede ser ajena a toda la actividad que se produce en Matadero, debe tener una relación de simbiosis con ella. Aprovechando la localización tan ventajosa de mi proyecto, quiero que este sirva como medio de información para notificar a la gente de todo lo que ocurre en Matadero y sirva a su vez para guiar a las personas a los lugares donde se realizan las diferentes actividades.

TECNOLOGÍA – CITY TREE

El CityTree es un panel vertical de cultivo de musgos cuyo fin es purificar el aire de la contaminación atmosférica. Los diferentes tipos de musgo atrapan las toxinas ambientales, como las partículas en suspensión y los óxidos de nitrógeno, mientras que producen oxígeno al mismo tiempo. Esta purificación del aire se produce cuando el aire pasa a través de estos paneles, por ello dispone de una serie de ventiladores en su interior que permite intensificar el flujo de aire. El CityTree dispone de un sistema de riego automático e independiente y a su vez también dispone de un sistema de alimentación de energía por paneles solares. Los musgos almacenan grandes cantidades de humedad y la superficie de evaporación considerablemente mayor crea un efecto de enfriamiento inmenso.

CT_Moos_2018-4 nutzen-immobilienwirtschaft-flower-new1

Ej. 3 CC: Corto + Citas. Texto arquitectónico referente – Reflexión sobre Antonio Gaudí y la geometría

[…]

El mundo de Gaudí se formó siempre de un modo intuitivo. La contemplación desapasionada e ingenua de la naturaleza le suministró las formas lógicas para llevarlas a la construcción. Gaudí no piensa en hiperboloides, sino en los huesos mayores de los esqueletos de los mamíferos; no imagina catenoides, sino huevos de gallina; no considera helicoides, sino la forma del crecimiento del tronco del eucalipto.

[…]

Para Félix Candela, las bóvedas delgadas de hormigón armado, que denominaba “paraguas”, eran maclas de 4 paraboloides hiperbólicos cuyo cálculo obtenía mediante la ecuación de la parábola y del paraboloide. Para Gaudí, los paraboloides hiperbólicos se forman entre dos dedos de la mano, que constituyen las directrices, mientras que las generatrices son los tendones entre ambos dedos.

[…]

Para Gaudí, la ecuación de la catenaria, curva que, por cierto, Galileo Galilei confundió con la parábola, era innecesaria para la construcción de arcos y bóvedas, ya que la veía en las ramas de los árboles, en los puertos entre dos montañas o en la Foradada de Mallorca.

Con su limpia mirada azul, carente de prejuicios matemáticos o de complejas fórmulas y ecuaciones, Gaudí pudo apercibirse de estas formas naturales sin necesidad de estudiarlas en libros de texto y formularios. Y las trasladó a la arquitectura sin necesidad de un previo paso por los libros.

[…]

Se pueden escudriñar las formas de catenarias, conoides, hiperboloides, paraboloides hiperbólicos o helicoides que se encuentran en los edificios de Gaudí, pero ésta es una tarea de anatomistas que destripan el edificio en una especie de disección para localizar la geometría, pero al final dejan un cadáver arquitectónico de gran interés analítico, histórico y geométrico. Además, el espíritu vivificante de Gaudí es otra cosa; es el edificio construido, intuido en todos sus detalles en base a la observación de la naturaleza, la más sabia, lógica y ponderada formar de construir. El sentido de la lógica, presente siempre en las obras de Gaudí, fue llamado por los holandeses de la escuela de Delft “un perfecto racionalista”. No se limita a estos resultados sorprendentes y brillantes, sino que los reviste de un sentido espiritual y trascendente que eleva la geometría al nivel de la teología. Explicó Gaudí que el paraboloide hiperbólico está formado por dos rectas no paralelas en el espacio, llamadas directrices, y por otras rectas, las generatrices, que resbalan sobre las directrices. Para el arquitecto catalán, tal superficie alabeada es el símbolo de la Santísima Trinidad. El Padre y el Hijo son las directrices en tanto que el Espíritu Santo, el generador de la Divinidad, serían las generatrices.

Es preciso situarse en un plano muy diferente al que normalmente se usa para considerar la geometría. La superficie alabeada e infinita del paraboloide hiperbólico no sólo es símbolo del espacio, como afirmó el mismo Gaudí, sino expresión y representación nada menos que de la Santísima Trinidad. Muy lejos quedan las ecuaciones y las propiedades geométricas de la superficie en cuestión. Lo importante para Gaudí era relacionar su arquitectura con la religión y el sentido de la espiritualidad trascendente. Dijo muchas veces que los científicos son analistas y los artistas, sintéticos. El arte de Gaudí consigue la síntesis perfecta entre naturaleza, arquitectura y espiritualidad.

 

http://www.forumlibertas.com/reflexiones-sobre-antoni-gaudi-y-la-geometria/

Ej. 3 CC: Corto + Citas. Texto arquitectónico referente – el aire no pesa

El aire no pesa

Al igual que el océano está formado sobre todo por agua, la arquitectura está hecha principalmente por aire. Aun así lo que determina lo que sucede en el océano, y en la arquitectura, no es otra cosa que lo que no es agua, o aire. Continente y contenido son dispares, alejados, y nunca coincidentes.

Cuando nos referimos a la materia con la que se define la arquitectura damos por hecho que contiene aire, espacio, posibilidad vivencial y emocional. Pero toda esa capacidad “portante”, necesitada inevitablemente de materia y peso, de cantidad y de fuerza, no tendría sentido sin que su atenta disposición provocara un intencionado vacío, una clara ausencia de materia y peso, una provocada ausencia de cantidad y de fuerza.

Hay quien afirmó que “toda estructura consiste en cómo y dónde colocar los agujeros”, y también sentenció que ”si se piensa en los vacíos, en lugar de trabajar con los elementos sólidos, la verdad aparece…”. Buscando, a su vez, el hábil símil del traje ejecutado sabiamente mediante entramados materiales, ajustados y provocados por la talla y la intención del vestir. Entendiendo la forma arquitectónica como un propósito tan abierto como exacto, capaz de satisfacer las necesidades últimas de los vacíos.

La materia arquitectónica siempre dispone lo que va a provocar que no haya materia. El orden y naturaleza de esa materia es tal que avanza y condiciona su interrupción, su desaparición. No existe la arquitectura sin ausencias de materia. Y es precisamente el valor de lo que no es materia lo que hace la arquitectura. No existe la música sin silencios.

La recurrente pregunta de “cuánto pesa tu edificio” se debería resolver de forma no inmediata, desviando la atención de lo que envuelve y conforma a una atenta expresión y definición de todo aquello que queda contenido. Buscando en la respuesta una suerte de unidad de medida que desde su cualidad trascienda de las toneladas físicas para devenir las virtudes inmateriales.

¿Medimos?

Sergio De Miguel

http://entorno4.com/SER4-29-EL-AIRE-NO-PESA