Impresión vegetal

 

“El acetato de celulosa, al tener un número reducido de enlaces de hidrógeno, se puede disolver en acetona, y utilizarlo en el extrusor de la impresora 3D. Cuando la acetona se evapora, hace que el material solidifique con rapidez. Un aspecto importante de este innovador material de impresión, es que la solidificación del objeto impreso se puede llevar a cabo a temperatura ambiente. Recordemos que la mayoría de impresoras 3D trabajan con extrusores que calientan el polímero. Con un material a base de celulosa, esto no es necesario, por lo que el proceso de producción sería más rápido. Incluso se podría recuperar la acetona evaporada, con el fin de aumentar la eficiencia.

Otra de las ventajas de la impresión 3D con celulosa es la posibilidad de añadir colorante antimicrobiano”.

“La celulosa es el polímero orgánico más abundante en el mundo. La celulosa y sus derivados se utilizan en productos farmacéuticos, dispositivos médicos, como aditivos alimentarios, materiales de construcción, ropa… Una gran cantidad de productos se beneficiaría de este tipo de fabricación por impresión 3D”.

 

Pattinson, Sebastian. Additive Manufacturing of Cellulosic Materials with Robust Mechanics and Antimicrobial Functionality. Massachusetts. Advanced material technologies. (30 de enero de 2017).