relato

El matadero es muy diferente tanto de día como de noche, durante el día las calles son las mas pobladas y las más transitadas, en cambio la plaza es un mero espacio de paso, muy poco aprovechado, además en los días calurosos hace demasiado calor y en invierno demasiado frío ya que no tiene ninguna estructura capaz de solventarlo. Durante la noche ya directamente apenas hay gente, por el mero hecho de que no hay luz que sea capaz de iluminarla. Es por eso por lo que propongo una estructura la cual envuelva todo el matadero, con una piel capaz de salvar la luz, en la que aparezcan huecos u orificios en los que la luz incida en la plaza y sea capaz de iluminarla en ciertas zonas y crear diferentes espacios según vaya pasando el día (dependiendo de la posición del sol).

Por la noche esa misma estructura tendrá la capacidad de iluminar la plaza e iluminar sus alrededores  para poder darse a conocer  a un público mucho más variado, y no solo a la gente del barrio.

Deja un comentario