Entrega 3: Citas.

En relación a la cubierta de la “Piscina deportiva y de ocio” en Surrey.

Las estructuras suspendidas cambian su forma en respuesta a la carga que se les coloca y son particularmente sensibles a cargas variables distribuidas de forma desigual. Los cálculos iniciales para una carga de nieve desigual mostraron deformaciones verticales de hasta 1200 mm. Sin embargo, el objetivo era limitar estas al tamaño manejable de 200 mm, que estaba dentro de la capacidad de una conexión de fachada deslizante probada. Los diseñadores resolvieron el problema endureciendo los soportes y reduciendo la desigualdad de las cargas distribuidas al resbalar la nieve al colocar retenedores de nieve en el techo.

La estructura de madera relativamente ligera no tiene suficiente peso propio para evitar la elevación del viento. Descartando imponer una carga adicional o un cable de acero permanente dentro del edificio, diseñamos los miembros GLT (madera laminada encolada) como arcos de compresión invertidos planos para soportar cualquier posible fuerza de levantamiento del viento. Además, una conexión en la transmisión de cizalla de las placas con los miembros GLT proporciona una acción compuesta.

Detail structure.  Institut für Internationale Architektur Dokumentation, 2017. Pgs. 42-44.

 

Deja un comentario