EL

El ejercicio plantea una gran superficie verde, de plantación, de cultivo y de paseo que va a desarrollarse en el solar, y a partir de la cual, y una vez que la vegetación haya crecido, podrá aparecer vivienda. Esta vivienda necesita del espacio verde que la ha generado para funcionar, y de la misma manera, el espacio verde que constituye la parcela necesita de la vivienda y del ciclo del agua que en ella se desarrolla para funcionar correctamente. Se trata por tanto de invertir el sistema actual que relaciona la arquitectura con la vegetación, y que se basa en construir allí donde no hay vegetación, o de esquivarla o evitarla. En este proyecto, la vegetación surge primero, y solamente de ahí, y a partir de ella, podrá surgir en un futuro la vivienda.